jueves, 15 de septiembre de 2011

Ceibo características y cuidados

Característica:
El nombre científico de esta planta es "Erythrina Cristagalli". La misma pertenece a la familia de las "Leguminosas". El Ceibo es un Árbol hermoso cuando está en la etapa de floración, donde se aprecian como "aguijones". Puede alcanzar hasta 1 metro de diámetro en el tronco y una altura de 20 metros. Su tallo es leñosos, simple, donde su tronco se ramifica a varios metros del suelo. Hay algunos troncos que se ramifican desde la base del mismo, en ese caso toman el aspecto de arbustos. La corteza de las ramas viejas y del tronco se torna de una tonalidad gris-oscura. La misma no es dura sino esponjosa y se encuentra cubierta con corcho abundante. Del tronco se produce una liviana, y muy blanda madera de color amarillenta y poca resistencia. La copa del Ceibo no es muy tupida. Durante la estación de invierno la planta se queda sin hojas y las ramas que nacen en la estación de la primavera son verdes con flores y hojas.
Florece en distintas estaciones del año según la región donde se encuentren, por ejemplo a principios de octubre, se ven ceibos floreciendo en las provincias norteñas. Las flores nacen agrupadas en las ramas verdes.
Nacen unidas a las ramas por un pedúnculo floral y esto se da de a una en una, dos o tres en las axilas de las hojas.
Cuando varias de estas nacen juntas, se lo denomina inflorescencia al conjunto de flores (son de 2 o 3 flores) estos grupos suelen estar en los extremos de las ramas jóvenes formando así los denominados "racimos", los mismos presentan un color rojo carmín. Estos se parecen al color de la cresta de un gallo, por razón el naturalista "Carlos Linneo" le dio el nombre de "Erythrina crista galli" (Ery -tro = rojo, crista galli = cresta de gallo). Con respecto al pimpollo está cubierto por sedosos pétalos y su hoja del puede llegar a medir unos 30 cm. Su lámina está dividida en tres folíolos y su pecíolo es largo.

Cuidados:
Esta planta no exige muchos cuidados, pero hay que tener en cuenta los siguientes puntos: *Riego: se debe mantener húmeda de forma uniforme la tierra. *Abono: se aconseja abonar la tierra cada semana a partir que nace el brote hasta principio del mes de septiembre, durante este periodo no se aconseja la poda de la misma, por que le privaría de sus flores de aparición repentina. Luego de que pasa la época de fríos se puede podar. Los brotes nuevos se desarrollan rápido. El ceibo florece cada vez más con la edad, si está bien cuidado. Con respecto al emplazamiento, se aconseja ubicarla en un lugar cálido y soleado, y en etapas de invierno debe disminuir las veces de riego.

1 comentario: